2015 Log Lucia

August Dirks 14 May , 2017
El DIARIO DE BORDO DE LUCIA
DIBUJOS DE ARANTZE
Semana 16

DE IDAS Y DESPEDIDAS

Hoy decimos au revoir
a Grand Fort Philip.
Grande por su nombre,
pequeño por su tristeza.
Bañado en el alcohol,
estancado en un pasado
de tiempos de pesca.
Hoy de industrias nucleares,
paisajes de humo y aburrimiento.
Monstruosamente bello,
fastuosamente horrendo.
Camuflados por la niebla
de un gris escalofrío.
Ahora. Sólo. Queda.
esa eterna espera
a nada y a nadie.
Una guerra absurda
contra un nombre
y una frontera
impuesta por la mierda
que se pierde
cuando sube la marea
y aparece con las ratas.
De espaldas a la playa
y de cara a la botella,
se despiden de nosotros
nos brindan de regalos
y de gracias.
Y nosotros.
Nosotros como siempre yéndonos.
Yéndonos y llegando
que es lo mismo
pero es diferente.
Y este amanecer.
Este amanecer que se escurre entre las nubes
nos da los buenos días
nos desea buena suerte
para este nueva bienvenida
esta nueva

despedida.

Translation 16
LEAVING AND ARRIVING
Today we say au revoir
to Grand Fort Philip.
Grand for its name,
petit for its sadness.
In alcohol bathed,
stuck in the past
of fishing times.
Today of nuclear industry,
landscapes of smoke and boredom.
Monstrously beautiful,
amazingly horrendous.
Disguised by the fog
of a shivering grey.
Now. Only. Rests.
That eternal wait
to nothing and nobody.
A pointless war
against a name
and a frontier
imposed by the shit
that hides with high tides
and appears with the rats.
With their backs to the beach
and their front to the bottle,
they tell us goodbye
fill us with presents
and gratitude.
And us,
We, as always leaving.
Leaving and arriving,
which is the same
but is different.
And this sunrise.
This sunrise that sneaks through the clouds
and tells us good morning
wishes good luck
for this new welcome,
this new
            goodbye.

Semana 15
ASALTO A LOS SENTIDOS
Qué se puede decir en medio del mar
si se está en medio de nada
y en medio de todo.
Si su inmensidad ha borrado el juicio,
agudizado los sentidos.
Y yo ya no sé si soy mar, arena u ola.
Si dejamos de ser una burbuja a parte del mundo,
para del mundo, formar parte.
Dicen que el mar
se apodera de las retinas que lo habitan
las brinda o castiga con una eterna magia
que ahoga con la distancia
y al contacto,
llena el alma de olas,
inunda el cuerpo de paz.
Cómo describirlo,
sería pretencioso e inútil.
Como ponerle color al agua
pero entonces ya no sería agua.
Querer atrapar la belleza en cuatro etiquetas
es cortarle las alas al pájaro
y querer que vuele.
Quizás ustedes consigan describirlo.
Yo no puedo, lo juro.
Pero sé que un día lo vi…
y desde entonces
ya no sé si soy mar, arena u ola.
Translation 15
ASSAULT TO OUR SENSES
What can be said
In the middle of sea
If we’re in the middle of nowhere
and the middle of everywhere.
If its immensity has erased all judgement,
intensified our senses.
And I don’t know any longer
 If I’m a wave, sea or shore.
If we’ve stopped living apart of the world
To the world, be a part.
Its said that the sea,
Possesses the eyes
That live in it.
It rewards or condemns
With a kind of magic
That with the distance drowns
And to the contact,
Fills the soul in waves,
Soaks the body in peace.
How would I describe it?
It would be useless
and ambitious.
Like colouring the water,
But then, it wouldn’t be water.
Desiring to keep beauty in four labels
Is cutting the wings of the bird
And desiring it to fly.
Maybe you are able to describe it.
I can not. I swear.
But I know I saw it once…
And since then,
I don’t know if I’m wave, sea or shore…

Semana 14
VENTANA A NINGUNA PARTE
Cuando todo va bien
o nada va mal,
que es diferente,
escribir es algo así
como buscar una aguja
en un océano de estrellas.
Todo brilla,
nada pincha.
No hace falta gritar a las penas,
exigir al amor
o salvar el mundo en cuatro versos.
Quizás sea por eso,
por esa burbuja anti-rutina
en la que vivimos.
Tumbados de noche,
soñando de día.
Y ya ven, así andamos:
durmiendo despiertos
o despertando dormidos
y no sé qué es peor.
Ofreciendo una ventana al mundo
donde no está tan claro
por dónde se mira.
Así que vengan, espectadores,
tomen asiento que de observar…
nos encargamos nosotros.

Semana 13
CUENTA LA LEYENDA
Cuenta la leyenda
que hay una especie de magia de pescadores
que atrapan con sus redes a todo aquel
que se acerque al olor de sus colores.
Los enreda con nudos y brujería.
Ya no hay quien salga del barco de la locura.
A pesar de todo. A pesar de las mareas.
A pesar de los contrapuntos, contradicciones y exclamaciones.
Cuenta la leyenda
que estas redes brotan
raíces en los estómagos
para que a cada paso dirección huida
se les rompan las razones
y sólo encuentren las de quedarse.
Si esto es cuento o carne y hueso,
señores, no podría asegurarlo.
Pero vengan, (com)pruébenlo ustedes mismos.

Porque cuenta la leyenda…

Semana 12
LOS JUEGOS DEL AZAR(T)
Con el barco un poco más azul
la piel roja
y el ansia amarilla,
jugamos un parchís de emociones
donde no sólo controla el azar(t).
Primera norma: no seguir las normas.
La estrategia, estar unidos.
Olvidarse de vivir es hacer trampa
aunque de vez en cuando,
te coman (ficha).
Pero es que es lo que tienen

los juegos del azar(t).

Semana 11
DEPREDADORES DE LA LOCURA
Hace ya ocho atardeceres,
exuberantes de color
y depredadores del cielo…
Hace exactamente ocho atardeceres
exhibicionistas y soberbios,
fondeamos frente a la isla de Aix.
Una isla con una aparente desolación
que nos muestra sus cicatrices
y cuenta sus historias de fortalezas y grandes batallas.
Nosotros la consolamos entonces:
“Nuestras conquistas son diferentes;
atrapamos curiosidad, ofrecemos arte y locura
y al liberar sus cadenas,
encuentran en sus bolsillos
algo de magia, una pizca más de cordura.”
La isla entonces se tranquiliza.
Nos envía barcos que nos acercan a tierra
o se acercan curiosos por la conquista.
Nos azota con el viento y la lluvia
si abusamos de su confianza
o baja la marea
si quiere jugar más rato.
El aire que nos brinda,
se compone de una sustancia
a la que llaman tranquilidad.
Esa tranquilidad intranquila que uno siente
cuando sabe que algo grande se acerca.
Se acerca de puntillas, cariñoso.
Escondiendo los dientes
que atacarán más adelante.
A diferencia de que ahora somos fiera

y también presa.

Semana 10
EL SON DE LAS MAREAS
Todo ha cambiado desde que soltamos amarras.
La inquietante espera explotó
en un estallido de olas
y turnos cada dos horas.
Atrás han quedado las despedidas,
ahora es un irnos constante
y hasta los mejillones se preguntan
dónde están sus raíces.
No queda ya más rutina
que las exigencias del presente.
No queda ya más reloj
que las manecillas del sol y las mareas.
Ahora el concierto es diferente:
A los instrumentos de viento, las banderas
el motor a la percusión
los de cuerda, todo aquello que olvidamos amarrar.
Y de la danza ya se encarga el agua en su depósito.
Lo importante es que toquemos todos al mismo son,
El
  son
     de
       las
          olas
              del
                Atlántico.

Semana 9

ECO
El eco de quinientos zapatos
al son de una despedida.
El eco de unos pies
queriendo agarrar el suelo y el tiempo,
obviando que el mar no tiene raíces
y al barco ya no lo amarran
ni las sirenas.
El eco de unos aplausos
de risas, algunas lágrimas
abrazos y esas palabras
que sólo se sacan
en ocasiones de despedida.
El eco de una fanfarria, el eco de gaviotas, el eco de pescadores que traen congrios o alguna merluza, el eco de la lluvia, de la mañana, el eco de un irrintzi…
El eco.
Sólo queda eso,
el eco.
Aunque ya sabemos que el
eco…
deja huella en los tímpanos

y riega de música el corazón.

Semana 8
LOS NERVIOS BAJO LA LLUVIA
La lluvia
ha usurpado el protagonismo de la semana,
teniéndonos a expensas
de su percusión impredecible.
Cayendo con sus gotas en las gargantas
invadiéndonos de gripe
y de nervios desorientados.
Trayendo gente a cuentagotas
y en diluvios universales,
para no perderse la riada
de este barco que se marcha.
Y nosotros, agradecidos
con las sonrisas congeladas
aguantando nuestras piernas
y nuestras almas.
Porque al final merece la fiebre,
cuando los ojos se llenan de aplausos,

y de mareas, los pulmones.

Semana 7.
UNA LANTANA LLENA DE ESPINAS
A veces, las tormentas
vienen de una bofetada
llegan insolentes
sin avisar
y se enredan en nuestros estómagos
como una lantana llena de espinas.
Otras, cuando el sol se asoma
entre el mar y los ensayos
la lantana se olvida de las espinas
y nos acaricia
suave
brotando
buscando la luz
uniendo nuestras hojas

en un mismo tallo.

Semana 6.
CALDO DE CULTURA
La hoya hierve
este caldo de cultura.
Añadimos música, vestuario y 100g de poesía.
Aún faltan muchos ingredientes
escenas por montar y el ambiente
en la punta de un tirachinas.
Pero la esencia ya huele a chocolate
y en Donostia
cada vez más gente se acerca
a oler el aroma de la locura.
Expectantes, inquietos
ante la marcha de aquel mercante
de los colores y fantasías.
Así que os vemos el 21
a todo aquel que quiera
probar el pastel
de tragicomedia y otros manjares
probar el pastel

de “El mundo al revés”.

Semana 5.
TIC TAC TIC…
Vivimos en un barco amarrado
navegamos en un mar de emociones
a veces tormenta
y otras pocas, calma chicha.
Vivimos una constante crisis,
la calma vendrá después
o eso dicen
las leyendas de marineros.
Vivimos o es un sueño
se ha disuelto la acuarela
y ahora el mar
ya no distingue entre agua
                   y arena.
Vivimos sin Norte
la brújula se ha parado
en las horas del presente.
                                                Tic
                                                   Tac
                                                             Tic
                                                                        Ta
                                                                          Ti
                                                                                    T
                                                                                       T
                                          T   T       ttt …

Semana 4.

TRINTXERPE
En Trintxerpe pasa algo
en el barco de los locos.
Un aplauso a la libertad
un redoble a la inspiración.
En Trintxerpe pasa gente
con sombreros disfrazados
que aletean fantasías
que provocan alboroto.
En Trintxerpe hay viandantes
que se acercan al meollo
o se alejan asustados
que cuestionan sus vidas
o nos miran enfadados.
En Trintxerpe hay viandantes
que se unen al bullicio
o saludan con cautela
desde la línea de la prudencia
y con la lengua de caramelo.
En Trintxerpe hay sobresalto
va a zarpar aquel pesquero
que traía los colores
del amor y la locura.
En Trintxerpe hay carreteras
con asfalto de gallina
absorbiendo así la tinta
de su exótica acuarela.
En el barco de los locos
aúllan ya los marineros
llevan en la mano y
colgando del corazón,
un pequeño pueblo
al que la gente llama

Trintxerpe.

Semana 3.
LA TRANQUILIDAD NO TIENE BANDERA
El mar
se posa en nuestros juicios
los transforma en orgía de arena y olas.
Y de pronto
los problemas se apagan
se convierten en gaviotas
que juegan con el viento al pilla-pilla.
Moretti nos mira a todos
con su sabia filosofía
y se ríe de la locura.
Los números, las escenas,
empiezan a cobrar vida
como una cabaña en el árbol
todavía destartalada.
Aunque aún estamos buscando
dónde clavar la bandera
dónde esta el norte
de nuestras crisis
dónde está el norte
de esta creación
el norte

de nuestras vidas.

Semana 2.
LA HOYA HIERVE PERO ¿A QUÉ HUELE?
El barco se mueve
arriba y abajo
con la marea.
Balanceando en simbiosis,
las emociones.
Arrastrando con su mecer,
a personas animales locos
que viene y van
como jaula de pájaros
con puertas abiertas
y el alpiste más exquisito.
Atrás ha quedado la vida normal.
Ya nada parece extraño:
ni las ropas,
los constantes espectadores
o cualquier intento de ser creativo.
Tan tonto y entre tanto,
Peer Gynt nos acompaña
en el texto, improvisaciones,
en el chirriar de los cabos
ansiando su libertad…
y con el rumbo y ante todo,
en nuestra alma pirata
nuestra alma de niño
que juega que ríe y que vive

de sus impulsos más primitivos.

Semana 1.
PETER PAN SE HA COLADO EN MI VENTANA
Chapoteamos en la ficción
se nos derrama la realidad
ya nadie sabe
cuál era quién
quién era cuál.
Se nos revuelven los idiomas
se amontonan las palabras
los lenguajes del cuerpo de la vida
en un plato de ensalada.
Acordeón de sensaciones
acordes desordenados todos
bajo la misma bandera:
al olor de la pizza y el mar
despegamos nos entregamos
para crear.
Somos tan diferentes tan parecidos
tan soñoliento el reloj
tan veloz su sonido
tanta incoherencia tanto sentido
que a nadie le faltan
razones para quedarse.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *