2004 Council Europe SP

digizaal 14 May , 2017
IM NARRENTANZ VORAN ICH GEHE
Voy yo primero en la danza de bufones
“El Barco de los Necios” AZART presenta una campanilla de bufón al Presidente del Consejo de Europa
  
“El Hombre Enmascarado y el Barco de los Necios en Llamas”
Dibujo por Jerónimo Bosco, Akademie Der Bildenden Kunsten, Vienna

“El Barco de los Necios” (Das Narrenschiff, Sebastian Brant, Basel, 1494) fué el primer best-seller en la historia de la literatura, acogido como la ‘divina sátira’. Fue el apogeo de las tradiciones carnavalescas del mundo al revés, de la inversión de identidades: El Rey es un Loco! “El Barco de los Necios” fué una imagen universal de la humanidad a la deriva, de la sociedad que ha perdido su rumbo. Al hacer sonar sus campanillas el bufón ha invertido el Orden Divino y proclamado la modernidad. La tierra ya no es el centro del universo ni Europa el centro de la tierra. Estas nociones subversivas han transtornado Europa, facilitando la expansión revolucionaria que ha tomado los continentes y reventado las ciencias. Esta es la contribución de las tradiciones carnavalescas a la herencia europea y la contribución europea al patrimonio de la humanidad.

En el momento de la Presidencia de Holanda del Consejo de Europa “Azart” ha presentado a dicho Consejo una campanilla comemorativa que sirve para silenciar a los miembros-estados demasiado turbulentos. Es un símbolo de poder representando la fragilidad del poder, una joya que recuerda al ‘homo ludens’ cantando un elogio a la locura. El 12 Mayo 2004 el ministero de Asuntos Exteriores de Holanda ha presentado esta campana a su succesor.

La campanilla es una escultura de bronce, construida por Erik Don e inspirada en el dibujo de Jerónimo Bosco “El Hombre Enmascerado y el Barco de los Necios en Llamas”. La inscripción contiene las tres primeras líneas del primer capítulo del libro “El Barco de los Necios”:

“De Libros Inutiles”, Illustration of the first chapter of “Das Narrenschiff (Sebastian Brant, 1494).
Gravure by Albrecht Dürer
 
Discurso de entrega
La entrega

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *